Sordo
  • Sordo 1
  • Sordo 2
  • Sordo 3

Sordo

David Muñoz, Rayco Pulido

80 páginas. Blanco y negro
Cartoné. 19.0 x 25.0 cm
Año de publicación: 2018
1ª edición
World rights available

Norte de España. 1942. Anselmo, junto con varios milicianos republicanos que perdieron la guerra civil, preparan el sabotaje de un puente. Algo sale mal y la bomba explota antes de tiempo. Tras la detonación, Anselmo pierde la capacidad de oír. Ensangrentado, aturdido y solo, comienza una lucha por su supervivencia. Así empieza Sordo, la historia de un maquis que se recupera ahora, diez años después de su edición original, contada por dos autores de peso, David Muñoz –guionista de El espinazo del diablo, de Guillermo del Toro, entre otras obras de cómic, cine y televisión– y Rayco Pulido –autor de Lamia, Premio Nacional del Cómic 2017–, con una nueva rotulación manual, cubierta y guardas, dos páginas más, así como material extra de proceso creativo que le confiere una nueva vida, mientras se prepara la versión cinematográfica.

“Hoy mi dibujo tiende a lo simple, caricaturesco e inexpresivo, aunque siempre está mutando en función de la historia e intereses –apunta Rayco Pulido–; en este caso creo que tender hacia el cine expresionista fue un acierto para representar el arco de transformación del personaje y su relación con el entorno tras la pérdida de un sentido”. David Muñoz, por su parte, considera que el trabajo a cuatro manos “fue una verdadera colaboración. Sería muy distinto si le hubiera enviado la primera sinopsis detallada a otro dibujante”. A ambos autores les costó resistir la tentación de hacer pequeños cambios en el dibujo de cada página, pero quisieron conservar las páginas del cómic original tal y como estaban, con la salvedad de añadir dos páginas, un fleco que David consideró que no había quedado lo suficientemente claro en la primera edición: “Rayco pensaba que no era necesario y que se entendía todo bien, pero como le preocupa mi salud mental, ha accedido”, concluye un agradecido David Muñoz.

 

Sordo es un excelente ejercicio narrativo, donde entendemos lo básico, aquello que no necesita de palabras porque pertenece a lo atávico, a aquello que conecta con nuestra parte animal: la caza, la lucha por la supervivencia, la búsqueda de guarida ante el frío. Por el contrario, todo aquello que se enmarca en el ámbito social, las relaciones con otras personas, queda desdibujado, ambiguo, porque Anselmo, privado del oído, ha visto mermada su capacidad de entender el mundo”.

Gerardo Vilches, The Watcher and the Tower