Aama 4. Serás maravillosa, hija mía
  • Aama4 1
  • Aama4 3
  • Aama4 4

Aama 4. Serás maravillosa, hija mía

Frederik Peeters

104 páginas. Color
Cartoné. 22 x 31 cm
ISBN: 978-84-15685-79-1
  • Edición en papel
    20.00 €

La expedición en busca de Aama, una misteriosa sustancia que modificó por completo el planeta Ona(ji), llega a su fin. Verloc, quien había decidido vivir prescindiendo de implantes y modificaciones genéticas, es el único superviviente. Sabe que su encuentro con la superpotente sustancia no lo dejará indemne, pero está decidido a aprovecharse de ese inconmensurable poder para dar con su hija.

Serás maravillosa, hija mía es el último volumen de Aama, premiada como mejor serie en el Festival Internacional del Cómic de Angoulême 2013, tras Olor a tierra caliente, La multitud invisible y El desierto de los espejos, y cierra la saga con un final apoteósico.

Frederik Peeters comenta que “Aama es el intento de asumir los códigos clásicos de ciencia ficción, en lugar de esconderme e intentar hacer algo diferente. Trabajar en una historia más clásica, de redención, aventuras y héroes. Pero además añadiendo elementos de la verdadera ciencia ficción, la que se cuestiona o reflexiona acerca del mundo contemporáneo, hacia dónde se dirige nuestra sociedad, especulando sobre la relación entre el hombre y los grandes desafíos tecnológicos, o lo que se denomina ‘transhumanismo’: cuestiones como la modificación del cuerpo humano con las mejoras tecnológicas, planteando diferentes cuestiones filosóficas o éticas realmente interesantes. Con el personaje principal trato de encontrar respuestas, intentando encontrar un camino que tal vez me ofrezca respuestas a mí mismo. Pero en último término se trata de una historia de aventuras muy muy clásica”.

Premio a la mejor serie en el Festival Internacional del Cómic de Angoulême 2013

Premio Point 2012

Nominado a la mejor obra extranjera en el Salón Internacional del Cómic de Barcelona 2015

“Queda patente el ánimo de Peeters de alinearse junto a la vertiente más poética y onírica del género, con la influencia de Stanislaw Lem o Ray Bradbury, sin por ello renunciar a un tono aventurero que revela su talento para la narración de secuencias de acción”. David Fernández. Zona Cómic

“Observando sus páginas, da la sensación de que el suizo dibuja como quien baila una melodía perfecta. La efectividad en sus composiciones, el ritmo de la narración, el gusto en el diseño de los personajes y su entorno, todo, en definitiva, confluye para crear un producto con el mejor de los acabados, soberbio en su ejecución visual y efectivo en su capacidad para emocionar”. Raúl Silvestre. Zona Negativa