Toyland Made in USA
  • Toylandmadeinusa1
  • Toylandmadeinusa2
  • Toylandmadeinusa3

Toyland Made in USA

Guillem Medina, Núria Simón

200 páginas. Color
Cartoné. 17 x 24 cm
ISBN: 978-84-15163-62-6
  • Edición en papel
    19.00 €

Tras el rendido homenaje a la muñeca española de los años 70 y 80 con la edición de Toyland Made in Spain (Astiberri, 2011), Toyland Made in USA repasa el mundo de la muñeca norteamericana, desde las deliciosas vintage de los años 50 –aunque haya muñecas de casi los orígenes, de principios del siglo XX– hasta las fashion dolls de más rabiosa actualidad.

Es, por lo tanto, un viaje abierto a un público de muy distintas edades que se realiza con buena parte de sus muñecas más identificativas, como Cissy, Gene, Betsy McCall, Ginny, Patsy, Tony, Poppy Parker o Tyler, todas ellas convertidas en un referente y un icono para todo coleccionista. En un mundo tan rico como el de la muñeca estadounidense, no faltan tampoco las referencias al cine, la televisión, la literatura, el cómic e incluso la ópera.

Así, se dan cita las muñecas de personajes sacados de Mujercitas, El lago de los cisnes, Madama Butterfly, Alicia en el país de las maravillas, Anna Karenina, o como Wonder Woman, Green Lantern, Poison Ivy, Catwoman..., así como versiones de actrices como Joan Crawford, Bette Davis, Ava Gardner, la Audrey Hepburn de Desayuno con diamantes, o también personajes como Mary Poppins, La familia Addams, la Scarlett O’Hara de Lo que el viento se llevó, Psicosis, los Tudor, El mago de Oz, Harry Potter, Piratas del Caribe, El señor de los anillos, entre otros muchos ejemplos que incluyen profusión de imágenes.

Nunca hasta ahora se había agrupado en un solo volumen tanta información y tan diversa. Cientos de imágenes nos ayudarán en este paseo por el mundo de los sueños que se han hecho realidad gracias a empresas como Madame Alexander, Tonner o Integrity Toys, entre muchas otras. “Tenemos presente –precisan los autores– que nuestro público potencial en el libro anterior, Toyland Made in Spain, rondaba los 30-40 años, mientras que este libro llegará a muchos más coleccionistas que se han subido al carro por caminos muy diferentes”.